Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

El 23 de agosto de 2019, en Buenos Aires, se concluyeron las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio entre el MERCOSUR y la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), bloque integrado por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein. Las negociaciones entre los dos bloques se iniciaron en enero de 2017 y se finalizaron después de diez rondas.

La celebración del acuerdo entre el MERCOSUR y la AELC es más uno de los  resultados de los esfuerzos por ampliar la red de acuerdos comerciales de Brasil y del MERCOSUR y se lleva a cabo tras la conclusión del acuerdo entre el MERCOSUR y la Unión Europea, en junio de 2019.

Con un PIB de 1,1 billón de dólares y una población de 14,3 millones de personas, la AELC es el noveno actor más importante en el comercio mundial de bienes y el quinto en el comercio de servicios. Con otros 29 acuerdos comerciales ya firmados, los cuatro países del bloque están entre los de mayor PIB per cápita del mundo y conforman un mercado consumidor de gran relevancia mundial.

El acuerdo MERCOSUR-AELC establece compromisos de reducción arancelaria y de naturaleza regulativa, como en las áreas de servicios, inversiones, compras gubernamentales, facilitación del comercio, cooperación aduanera, barreras técnicas al comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, defensa comercial, competencia, desarrollo sostenible, reglas de origen y propiedad intelectual.

El acuerdo ampliará los mercados para los productos y servicios brasileños, promoverá un aumento de la competitividad de la economía nacional, al reducir los costos de producción y garantizar el acceso a insumos de alto contenido tecnológico a precios menores. Los consumidores se beneficiarán del acceso a una gama más amplia de productos a precios competitivos.

Con la entrada en vigor del acuerdo, Brasil contará con la eliminación inmediata, por parte de los países de la AELC, de los aranceles aplicados a la importación del 100% del universo industrial. El acuerdo también ofrecerá acceso preferencial a los principales productos agrícolas exportados por Brasil, con la concesión de acceso libre de aranceles, o mediante contingentes y otros tipos de cuotas parciales. Se abrirán nuevas oportunidades comerciales para carne de res, pollo, maíz, harina de soja, melaza de caña, miel, café tostado, frutas y jugos de frutas.

Los compromisos asumidos permitirán mayor agilidad y reducción de costos en los trámites de  importación, exportación y tránsito de mercancías, además de contribuir a una mayor integración de la economía brasileña en cadenas de valor bilaterales, regionales y globales.

El acuerdo garantizará el acceso mutuo en los sectores de servicios, como comunicación, construcción, distribución, turismo, transporte y servicios profesionales y financieros. Tendrá obligaciones de transparencia en  compras públicas y fomentará la competencia en las compras del Estado, lo que resultará en la optimización de la relación costo-beneficio de las licitaciones y en el ahorro de recursos públicos. Los compromisos acordados garantizarán a las empresas brasileñas el acceso al mercado de compras públicas de la AELC, valorado en aproximadamente 85 mil millones de dólares.

Los compromisos con las barreras técnicas al comercio consolidan la agenda de buenas prácticas regulatorias que Brasil viene implementando en los últimos años, preservando al mismo tiempo la capacidad regulatoria del gobierno.

Según estimaciones del Ministerio de Economía, el acuerdo MERCOSUR-AELC representará un aumento del PIB brasileño de 5.200 millones de dólares en 15 años. Se estima un aumento de 5,9 mil millones de dólares y 6,7 mil millones de dólares en el total de exportaciones e importaciones brasileñas, respectivamente, totalizando un aumento de 12,6 mil millones de dólares en la cadena comercial brasileña. Se espera un aumento sustancial de las inversiones en Brasil, del orden de 5.200 millones de dólares, en el mismo período.

En 2018, el flujo comercial entre Brasil y la AELC totalizó 4.500 millones de dólares, con exportaciones de 1.700 millones dólares, compuestas principalmente por oro, químicos como óxido de aluminio, café, soja, carnes y preparaciones alimenticias diversas, e importaciones de 2.8 mil millones de dólares,  con destaque para los  productos farmacéuticos y químicos orgánicos, maquinaria y equipo, petróleo y gas, pescado y crustáceos.

La AELC es un socio relevante de Brasil en servicios e inversiones. La Confederación Nacional de Industrias estima que los flujos comerciales de servicios suman  los 4 mil millones de dólares. Suiza, la mayor economía de la AELC, es el quinto mayor inversor extranjero directo en Brasil, según el criterio de controlador final, con un stock de 24.400 millones de dólares en 2017, alrededor del 5% del total. Las inversiones directas suizas se concentran principalmente en los sectores financiero, de seguros, industria de transformación y comercio. Por otro lado, según datos del Banco Central, la inversión directa brasileña en los países de la AELC alcanzó los 1.800 millones en 2017. Las inversiones de Brasil en la AELC se encuentran principalmente en los sectores financiero, de fabricación de papel y de celulosa y minería.

 

 

 

Fim do conteúdo da página