Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

uniaoafricanaLa Unión Africana (UA) fue fundada en 2002, en reemplazo de la antigua Organización de la Unidad Africana.

La Unión Africana se ha encargado de la mediación y prevención de conflictos, como es el caso de Somalia y Sudán. Uno de los principios consagrados en su tratado constitutivo y que ha contribuido a la defensa de la democracia en el continente es aquel que establece la condena y rechazo a los cambios inconstitucionales de gobierno. Creado en 2004, el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana fue concebido para actuar ante situaciones graves que ocurran en los países miembros – tales como crímenes de guerra, genocidio o crímenes contra la humanidad. La disposición de intervenir en este tipo de situaciones es en sí mismo otro elemento innovador de la organización.

La vertiente económica de la Unión Africana – la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD) – le ha dado prioridad a los proyectos de cooperación internacional en los cuales el concepto de "alianza" se superponga al de "ayuda", con miras a fomentar un desarrollo efectivo en el continente. Ese es otro ejemplo del compromiso africano, estimulado por la UA, a involucrarse activamente en la solución de los problemas que afectan a la región.

La Unión Africana ha contribuido de forma significativa en la evolución institucional del continente, pasando a liderar el llamado "renacimiento africano" y creando un nuevo perfil para África – caracterizado, sobre todo, por la modernización de las instituciones políticas y de las estructuras económicas. Las iniciativas de la Unión Africana están dirigidas a respetar los derechos humanos, fomentar la apertura económica y la transparencia administrativa en los Estados miembros.

La Unión Africana juega un rol preponderante dentro de la política exterior de Brasil, porque es un foro primordial para articular e impulsar iniciativas en varias áreas – de la política a la economía, de la agricultura al desarrollo social. La apertura de la Embajada de Brasil en Addis Abeba, sede de la Unión Africana, en 2005, reflejó el gran interés brasileño por acompañar de cerca las actividades de la organización. Desde entonces Brasil ha sido invitado a participar en los principales eventos de la UA, en calidad de observador.

Fim do conteúdo da página