Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

La Región Amazónica es una pieza clave en los debates

internacionales contemporáneos, como aquellos relativos al desarrollo sostenible, al cambio climático y la biodiversidad.

Con una población de aproximadamente 38 millones de personas, la Amazonia representa 40% del territorio sudamericano y abarca el bosque megadiverso más grande del mundo, hábitat del 20% de todas las especies de fauna y flora existentes. La Cuenca del Amazonas contiene alrededor del 20% del agua dulce de la superficie del planeta. El Ciclo Hidrológico Amazónico alimenta un complejo sistema de acuíferos y aguas subterráneas, que puede abarcar un área de casi 4 millones de km2

Por su importancia estratégica, la Amazonia presenta a los países que forman parte de este ecosistema grandes desafíos y aún mayores oportunidades. La conveniencia de conjugar esfuerzos para el desarrollo armónico de la Amazonía, con equilibrio entre desarrollo económico y preservación del medio ambiente, constituye principio fundador de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), bloque socioambiental formado por los Estados que comparten el territorio Amazónico: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

Los orígenes de la organización se remontan a 1978, cuando, por iniciativa brasileña, los ocho países amazónicos firmaron, en Brasília, el Tratado de Cooperación Amazónica (TCA), con el objetivo de promover el desarrollo armónico de la región y el bienestar de sus poblaciones, además de reforzar la soberanía de los países sobre sus territorios amazónicos. El fortalecimiento de la cooperación regional es el principal medio para alcanzar esos objetivos.

Veinte años después, en Caracas, los países firmaron el Protocolo de Enmienda al Tratado de Cooperación Amazónica, creando así la OTCA, organización internacional dotada de secretaría permanente y presupuesto propio, que permite perfeccionar la implementación de los propósitos del Tratado. En diciembre de 2002 fue firmado en el Palacio de Planalto el Acuerdo de Sede entre el Gobierno brasileño y la OTCA, que estableció la sede de la Secretaría Permanente de la Organización en Brasília. Vale notar que, hasta el día de hoy, la OTCA es la única organización internacional multilateral con sede en Brasil.

La Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores es el máximo órgano deliberativo de la Organización, responsable por fijar las directrices básicas de la política común, evaluar iniciativas desarrolladas y adoptar decisiones necesarias a la consecución de los fines propuestos. El Consejo de Cooperación Amazónica (CCA), integrado por representantes diplomáticos de alto nivel de los países miembros, debe velar por el cumplimiento de los objetivos del Tratado y de las decisiones asumidas por los Ministros de Relaciones Exteriores. El CCA está auxiliado por la Comisión de Cooperación del Consejo de Cooperación Amazónica (CCOOR), órgano meramente consultivo.

En el ámbito interno, cabe a la Comisión Nacional Permanente del Tratado de Cooperación Amazónica – constituida por representantes de varios Ministerios y presidida por el Itamaraty – coordinar las actividades relacionadas a la aplicación, en el territorio brasileño, de las disposiciones del Tratado.

En los últimos años, la OTCA experimenta un proceso de relanzamiento y de fortalecimiento. En esta nueva etapa, sus actividades están pautadas por las directrices de la Nueva Agenda Estratégica de Cooperación Amazónica, aprobada por los Cancilleres de los países miembros en 2010, que refleja las prioridades de los países amazónicos, de acuerdo con la nueva realidad política y social de la región.

Aún como parte de la estrategia para dinamizar la organización, los países decidieron incrementar el valor de sus contribuciones anuales, dotándola de mayor capacidad presupuestaria en sus actividades. En abril de 2013, Brasil anunció una donación de terreno para la construcción del nuevo edificio sede de la OTCA, contribuyendo a garantizar la autonomía financiera de la Organización.

Actualmente, se encuentran en ejecución varios proyectos en áreas como medio ambiente, asuntos indígenas, recursos hídricos, ciencia y tecnología. Entre ellos se destaca el Proyecto de Monitoreo de la Cobertura Forestal en la Región Amazónica, ejecutado desde mediados de 2011 en conjunto con el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE). El objetivo del Proyecto es contribuir al desarrollo regional de la capacidad de monitoreo del Bosque Amazónico, por medio de la instalación de salas de observación en los países miembros y de capacitación e intercambio de experiencias en sistemas de monitoreo. El proyecto permitió la elaboración pionera de mapas regionales de deforestación de la Amazonia, a través de la recopilación de los datos nacionalmente recogidos.

También es digno de mención el proyecto "Acción Regional en el Área de Recursos Hídricos" (Proyecto Amazonas), coordinado por la Agencia Nacional de Aguas (ANA) desde 2012, que contempla encuentros técnicos regionales y cursos de capacitación en gestión de recursos hídricos en la cuenca amazónica. Red piloto de monitoreo hidrometereológico está siendo instalada en puntos seleccionados de tres países (Bolivia, Colombia y Perú), a fin de proveer información precisa y en tiempo real sobre la situación de los ríos amazónicos. El proyecto tuvo su primera fase recientemente concluida en junio de 2017.

En 2018, se cumplieron 40 años de la firma del Tratado de Cooperación Amazónica, habiéndose procedido a la revisión de la Agenda Estratégica de Cooperación Amazónica. Los trabajos resultaron en la delimitación de los objetivos de la Organización para el próximo decenio.

Fim do conteúdo da página