Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se estableció en 1961 y actualmente está compuesta por 36 países. El objetivo principal de la OCDE es facilitar el diálogo y la promoción de normas convergentes entre sus miembros, con miras a mejorar las políticas públicas en áreas de gran importancia para la vida de los ciudadanos, como el bienestar social, el desarrollo, el trabajo, la economia digital, temas fiscales, anticorrupción, educación, salud, gobernanza y medio ambiente, entre otros.

Desde mediados de la década de 1990, Brasil ha tenido relaciones con la OCDE y ha participado en sus comités y grupos de trabajo. En 2007, Brasil fue seleccionado para formar parte de un grupo selecto de países (Sudáfrica, Brasil, China, India e Indonesia) para iniciar el proceso de "Compromiso Extendido" con la OCDE. En 2012, Brasil fue asignado a la categoría de "socio clave" (“key partner”) de la Organización. En 2015, se firmó el Acuerdo Marco de Cooperación entre Brasil y la OCDE, un instrumento que creó las condiciones para la profundización y sistematización de las relaciones bilaterales.

En 2017, se firmó un acuerdo para establecer una oficina de la OCDE en Brasil.

En mayo de 2017, mediante carta firmada por los Ministros de Relaciones Exteriores y Finanzas, Brasil indicó formalmente al Secretario General de la OCDE que le gustaría comenzar el proceso de adhesión a la membresía plena de la Organización. Desde entonces, se ha llevado a cabo un intenso trabajo diplomático a través del cual fue posible obtener el apoyo de todos los miembros de la OCDE para la candidatura brasileña.

La entrada de Brasil en la OCDE será mutuamente beneficiosa, pues ayudará al proceso de reformas en curso en el país y contribuirá a la relevancia global de la Organización. A finales de 2018, se designó el Delegado brasileño ante las Organizaciones Económicas en París, cuyas funciones incluyen la conducción y el seguimiento de la relación Brasil-OCDE.

En julio de 2019, se estableció el "Consejo para la Preparación y el Seguimiento del Proceso de Adhesión de Brasil a la OCDE" (Consejo Brasil-OCDE). El nuevo Consejo sustiuyó al anterior Grupo de Trabajo Interministerial establecido en 2005 para abordar la relación Brasil-OCDE. El Consejo Brasil-OCDE incluye la Casa Civil de la Presidencia de la República (organismo coordinador), el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Economía y la Secretaría General de la Presidencia de la República. El Consejo Brasil-OCDE es responsable por la coordinación política y estratégica para la preparación del proceso de adhesión de Brasil a la Organización. El Consejo también es responsable de coordinar la participación brasileña en el trabajo de la Organización, en la que participan varios ministerios, agencias y órganos gubernamentales. La creación del nuevo Consejo es, por lo tanto, un reflejo del gran interés del Gobierno brasileño en profundizar aún más la cooperación y la acción de Brasil en los foros y órganos de la OCDE.

Existe una convergencia significativa y creciente entre las normas y prácticas nacionales y los parámetros de la OCDE. Actualmente, Brasil forma parte de 82 de los 254 instrumentos normativos de la Organización y solicita la adhesión a otros 65 instrumentos. Es el país no miembro con la mayor participación en los instrumentos de la OCDE: Brasil participa en el trabajo de aproximadamente 30 foros y órganos de la OCDE, incluso comités y grupos de trabajo relacionados con temas como: comercio, inversiones, agricultura, gobernanza, educación, protección del consumidor e tributación.

La presencia brasileña en la OCDE ya ha hecho posibles ganancias para la mejora de las políticas públicas brasileñas, por ejemplo en áreas como la producción agrícola, subsidios, defensa de la competencia, política fiscal, inversiones, anticorrupción y gestión de internet.

Los resultados del compromiso brasileño en la Organización serán cada vez más significativos a medida que el país continúe participando en el trabajo de la Organización, adhiera a nuevos instrumentos y profundice el trabajo preparatorio para la futura adhesión a la membresía plena de la OCDE.

Fim do conteúdo da página