Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página
115

La Casa Civil de la Presidencia de la República y el Ministerio de Relaciones Exteriores llevaron a cabo, el 7 de octubre, en Itamaraty, el evento "Diálogo con los Embajadores de la UE en Brasil: crecimiento, sostenibilidad y políticas públicas". Por el lado brasileño participaron los ministros Walter Braga Netto, Ernesto Araújo, Paulo Guedes, Tarcísio Freitas, Tereza Cristina y Roberto Campos Neto.

En la ocasión, se presentaron las políticas públicas formuladas por Brasil con miras a la recuperación económica, las reformas estructurales que se están implementando en Brasil, los programas de sostenibilidad de los agronegocios y las concesiones en el área de infraestructura. Se hizo énfasis en las iniciativas del Centro de Gobierno para coordinar políticas y promover reformas que incluyen la entrada en la OCDE y la adhesión a sus instrumentos.

Brasil es el país no miembro con la relación más densa y la mayor adherencia a los instrumentos legales de esa Organización. Los ministros también discutieron la estrategia de inserción internacional de la economía brasileña, la entrada de Brasil en la OCDE y la integración comercial resultante del Acuerdo MERCOSUR-Unión Europea. Se enfatizó especialmente la importancia de la alineación de Brasil con los estándares de la OCDE en materia de regulación, inversión y gobernanza pública.

Los embajadores de la UE presentaron las prioridades actuales del bloque y, en particular, su plan de recuperación, titulado “Recuperación Verde”. La asociación estratégica entre Brasil y la Unión Europea se basa en los principios y valores compartidos por ambas sociedades y fomenta los flujos bilaterales comerciales, financieros, científicos, tecnológicos y de inversiones.

El intercambio de experiencias proporcionado por el encuentro es parte del creciente diálogo entre Brasil y la UE sobre diversos temas de la agenda internacional y de políticas públicas. También señaló nuevas oportunidades de cooperación para revitalizar la economía mundial en respuesta a la crisis y reafirmó el enorme potencial que representa el fortalecimiento de los lazos históricos, sociales y económicos que unen nuestras sociedades.

Fim do conteúdo da página