Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página
169

En una reunión ministerial celebrada los días 27 y 28 de junio, en Bruselas, se concluyó la negociación de la parte comercial del Acuerdo de Asociación entre el MERCOSUR y la Unión Europea (UE). Participaron, representando a Brasil, el Ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, la Ministra de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, Tereza Cristina, y el Secretario Especial de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales del Ministerio de Economía, Marcos Troyjo.

El acuerdo es un hito histórico en la relación entre el MERCOSUR y la Unión Europea, que juntos representan un 25% del PIB mundial y un mercado de 780 millones de personas. En momento de tensiones e incertidumbres en el comercio internacional, la conclusión del acuerdo resalta el compromiso de los dos bloques con la apertura económica y el fortalecimiento de las condiciones de competitividad.

El acuerdo comercial con la UE constituirá una de las mayores áreas de libre comercio del mundo. Por su importancia económica y el alcance de sus disciplinas, es el acuerdo más amplio y de mayor complejidad ya negociado por el MERCOSUR. Cubre temas arancelarios y de naturaleza regulatoria, tales como servicios, compras gubernamentales, facilitación de comercio, barreras técnicas, medidas sanitarias y fitosanitarias y propiedad intelectual.

Con la vigencia del acuerdo, productos agrícolas de gran interés de Brasil tendrán sus tarifas eliminadas, como jugo de naranja, frutas y café soluble. Los exportadores brasileños obtendrán ampliación del acceso, por medio de cuotas, para carnes, azúcar y etanol, entre otros. Las empresas brasileñas se beneficiarán con la eliminación de aranceles en la exportación del 100% de los productos industriales. De esta forma, se equilibrarán las condiciones de competencia con otros socios que ya tienen acuerdos de libre comercio con la UE.

El acuerdo reconocerá como distintivos de Brasil varios productos, como “cachaças” (aguardientes), quesos, vinos y cafés.

El acuerdo garantizará acceso efectivo en diversos segmentos de servicios, como comunicación, construcción, distribución, turismo, transportes y servicios profesionales y financieros. En compras públicas, empresas brasileñas obtendrán acceso al mercado de licitaciones de la UE, estimado en US$ 1,6 billón. Los compromisos asumidos también agilizarán y reducirán los costos de los trámites de importación, exportación y tránsito de bienes.

El acuerdo propiciará un incremento de competitividad de la economía brasileña al garantizar, para los productores nacionales, acceso a insumos de alto contenido tecnológico y a precios más bajos. La reducción de barreras y la mayor seguridad jurídica y transparencia de reglas facilitarán la inserción de Brasil en las cadenas globales de valor, al generar más inversiones, empleo y renta. Los consumidores también serán beneficiados por el acuerdo, con acceso a mayor variedad de productos a precios competitivos.

Conforme las estimativas del Ministerio de Economía, el acuerdo MERCOSUR-UE representará un incremento del PIB brasileño de US$ 87.500 mil millones en 15 años, pudiendo llegar a US$ 125 mil millones si se considera la reducción de las barreras no arancelarias y el incremento esperado en la productividad total de los factores de producción. El aumento de inversiones en Brasil, en el mismo período, será del orden de US$ 113 mil millones. Con respecto al comercio bilateral, las exportaciones brasileñas a la UE presentarán casi 100 mil millones de ganancias para 2035.

La UE es el segundo socio comercial del MERCOSUR y el primero en materia de inversiones. El MERCOSUR es el octavo principal socio comercial extrarregional de la UE. La corriente de comercio birregional fue de más de US$ 90 mil millones en 2018. En 2017, el nivel de inversiones de la UE en el bloque sudamericano sumaba unos US$ 433 mil millones. Brasil registró, en 2018, un comercio de US$ 76 mil millones con la UE y un superávit de US$ 7 mil millones. Brasil exportó más de US$ 42 mil millones, aproximadamente el 18% del total exportado por el país. Brasil se destaca como el mayor destino de la inversión externa directa (IED) de los países de la UE en América Latina, con casi la mitad del nivel de inversiones en la región. Brasil es el cuarto mayor destino de IED de la UE, que se distribuye en sectores de alto valor estratégico.

Fim do conteúdo da página