Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página
322

Brasil fue sede de la 67ª reunión plenaria de la Comisión Internacional de la Ballena (CIB) en la ciudad de Florianópolis, Santa Catarina, entre los días 10 y 14 de septiembre corriente.  

Estuvieron presentes delegaciones de más de 70 de los 89 países miembros de la CIB, además de cientos de observadores y representantes de la sociedad civil.  

Al final del encuentro se adoptó la Declaración de Florianópolis, iniciativa del gobierno brasileño apoyada por más de 40 países, que presenta una visión de futuro para los próximos años de la Comisión.  

La Declaración reafirma la importancia del mantenimiento de la moratoria a la caza comercial de ballenas y obliga a la CIB, que ahora inicia reformas en su gobernanza, a garantizar financiamiento adecuado para actividades de conservación y uso no letal y no extractivo de cetáceos, como el turismo de avista de ballenas ("whale watching").  

El texto de la Declaración también hace referencia al Plan de Acción para la Protección y Conservación de las Ballenas del Atlántico Sur, propuesto por Brasil y aprobado por unanimidad en 2017, durante la 12ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre la conservación de las especies migratorias de animales silvestres (CMS), y exhorta a los países de la región a cooperar con vistas a su aplicación.  

La propuesta brasileña de creación del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur, copatrocinada por Argentina, Uruguay, África del Sur y Gabón, recibió el apoyo de la amplia mayoría (60%) de los miembros de la CIB. Una vez más mayoritaria, la iniciativa no alcanzó los 3/4 votos favorables necesarios para su aprobación y continuará en la pauta de la Comisión.  

Otro proyecto de resolución de Brasil, sobre combate a "redes fantasmas" (equipos de pesca abandonados en el mar que traen riesgo a ballenas y delfines), fue aprobado por consenso. El país pasó, además, a ejercer la vicepresidencia del Comité Científico de la organización.  

La reunión también marcó la aprobación de nuevas cuotas de caza aborígena de cetáceos para fines de subsistencia, además de cambios en su proceso de renovación.

Fim do conteúdo da página