Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página
361

El  Día de las Naciones Unidas (UN DAY) es celebrado el 24 de octubre. La fecha marca la entrada en vigor de la Carta de las Naciones Unidas, documento fundacional de la organización, cuyo preámbulo reafirma "los derechos fundamentales del hombre, la dignidad y el valor del ser humano, la igualdad de derechos de los hombres y de las mujeres, así como de las naciones grandes y pequeñas.

En esta ocasión, el gobierno brasileño se congratula con toda la familia de las Naciones Unidas y sus Estados miembros, por intermedio de su Secretario General, Antonio Guterres, por los 73 años de servicio a la humanidad y de promoción de sus pilares fundamentales de paz y seguridad, derechos humanos y desarrollo sostenible.

El gobierno brasileño reitera su compromiso con la Carta de las Naciones Unidas y con los principios y propósitos de la organización, de la que es miembro fundador, junto a otros 50 países.

A lo largo de la historia de la ONU, Brasil ha buscado contribuir al cumplimiento de los objetivos de la organización por medio de su participación en todos sus foros de debate, tanto en la sede en Nueva York, como en todo el mundo. Además, Brasil es el país en desarrollo que más ha ejercido mandatos como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, habiendo actuado, en total, por más de dos décadas dentro del órgano.

Brasil ha participado en operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas desde la Primera Fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas en Suez en 1956, hasta el mando militar por la casi totalidad de los trece años de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), y, aún hoy, en la responsabilidad por la fuerza tarea marítima de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL).

En diversas oportunidades, se realizaron en el país conferencias de la ONU, con especial destaque para la  Rio 92 y, más recientemente, la Rio + 20, de la que emanó el mandato negociador de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobados en 2015.

Muchos brasileños contribuyeron y siguen contribuyendo al cumplimiento de la misión institucional de las Naciones Unidas en la Asamblea General, en la Secretaría y en la Corte Internacional de Justicia. Entre otros, la doctora Bertha Lutz tuvo actuación destacada en la Conferencia de negociación de la Carta de la ONU, en San Francisco, en 1945; el ex canciller Oswaldo Aranha fue Presidente de la Segunda Asamblea General, en 1947, y, más recientemente, Sérgio Vieira de Mello ejerció los cargos de Alto Comisionado de Derechos Humanos y Enviado Especial del Secretario General para Irak.

El gobierno brasileño, al saludar,  una vez más, a   las Naciones Unidas por su septuagésimo tercer aniversario, reafirma su tradición de compromiso en la diplomacia multilateral y renueva su compromiso con esa organización internacional.

Fim do conteúdo da página