Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página
118

La reunión de cumbre entre el presidente de la República de Corea, Moon Jae-in, y el líder de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong-un, celebrada el 27 de abril, fue histórica tanto por la simbología cuanto por los resultados alcanzados. Desde el armisticio que puso fin a las hostilidades en la guerra de Corea en 1953, fue la primera vez que un líder norcoreano ingresó en territorio surcoreano. La "Declaración de Panmunjom para la Paz, Prosperidad y Unificación de la Península Coreana", emitida después del encuentro, trae compromisos que Brasil entiende fundamentales para la normalización de las relaciones intercoreanas y para la construcción definitiva de la paz en la región.

Es importante subrayar, entre los puntos acordados por los dos líderes, la decisión de mantener abiertos canales de diálogo de alto nivel; establecer una oficina de enlace permanente en la región de Gaeseong; enfrentar la cuestión de las familias separadas por la división de la península; cesar completamente todos los actos de hostilidad a partir del día 2/5/2018; ir más allá del actual armisticio con miras al establecimiento definitivo de la paz; y promover el desarme de manera gradual, con el objetivo común de transformar la Península Coreana en una zona libre de armas nucleares. La declaración menciona, además, la realización de contactos regulares entre los dos líderes coreanos y de reuniones que incluyan a otros actores, como los Estados Unidos y China.

Brasil saluda el contenido de la declaración y reafirma su compromiso con la paz, la prohibición de las armas nucleares y el primado de la diplomacia y del derecho internacional en la solución de conflictos.

Fim do conteúdo da página