Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página
206

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó por consenso, durante su 35ª sesión en Ginebra el 23 de junio, las siguientes resoluciones relativas al derecho a la salud, a los derechos humanos en las ciudades y a la promoción y el respeto de los derechos humanos de los Afrodescendientes, cuya negociación fue liderada por Brasil:

El derecho a la salud en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: Brasil ha sido el principal promotor de la discusión sobre el derecho a la salud en el marco del CDH. La resolución aprobada en Ginebra pretende señalar la contribución de la perspectiva de derechos humanos, en especial del derecho a la salud, en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Reconoce la importancia de los determinantes sociales, económicos y ambientales de la salud y exhorta a los estados a respetar, proteger y cumplir el derecho a la salud, en particular en relación con los grupos en situación de mayor vulnerabilidad.

Derechos Humanos en las Ciudades y Otros Asentamientos Humanos: Al buscar ofrecer una visión integrada y transversal de los derechos humanos bajo la óptica de las ciudades y otros asentamientos humanos, la iniciativa brasileña pretende contribuir a la implementación de la Nueva Agenda Urbana, documento adoptado con ocasión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III), así como del Objetivo 11 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, relativo a la construcción de ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Consideración de una Declaración para la Promoción y el Pleno Respeto de los Derechos Humanos de los Afrodescendientes: Como país de mayor población negra fuera del continente africano, Brasil lideró, junto con países africanos y latinoamericanos, la adopción de una resolución que convoca a una reunión para discutir sobre la elaboración de una Declaración de las Naciones Unidas para la Promoción y el Pleno Respeto de los Derechos Humanos de los Afrodescendientes. Brasil reafirma así su compromiso con la implementación del Decenio Internacional de los Afrodescendientes (2015-2024) y con la eliminación de la desigualdad racial en el país y en el mundo.

Fim do conteúdo da página