Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página
218

El Ministro José Serra recibió hoy, 14 de junio, la visita de Henrique Capriles, Gobernador del estado de Miranda, importante líder de la oposición venezolana, y el principal defensor del proceso electoral, democrático y pacífico para el desenlace de la grave crisis que afecta a ese país .

En el encuentro, se examinó la situación política, económica, humanitaria y de los derechos humanos que aflige a Venezuela. El relato del Gobernador Capriles confirma la urgencia de una solución para la crisis venezolana.

El Ministro José Serra reiteró la preocupación de Brasil y la voluntad de contribuir a la búsqueda de soluciones, siempre con el fin de preservar la democracia y aliviar el sufrimiento de la población. Brasil quisiera ver restaurado un canal de diálogo entre el gobierno y la oposición. Sin embargo, ese diálogo, para ser válido, debe ser de buena fe, efectivo y de naturaleza no dilatoria.

El Ministro y el Gobernador hablaron de las iniciativas en curso en el ámbito de la OEA, UNASUR y del Mercosur y sobre el andamiento del proceso de convocación de referendo revogatorio. El Ministro señaló que Brasil vee esa alternativa con buenos ojos.

El Ministro Serra enfatizó la necesidad de que se respete plenamente la constitución y las leyes venezolanas y, en ese sentido, la independencia y las prerrogativas de las diferentes ramas del Estado, con el fin de que prevalezca la voluntad soberana del pueblo venezolano.

El Ministro Serra destacó la especial preocupación del Gobierno brasileño con la cuestión humanitaria, en particular la grave escasez de medicamentos, y renovó la disposición del Gobierno brasileño para donar medicamentos básicos producidos por nuestros laboratorios públicos, a través de organizaciones internacionales.

El Ministro reiteró su preocupación por las detenciones arbitrarias y recordó que el Gobierno de Venezuela tiene el deber de garantizar la libertad de expresión y el pleno respeto de los derechos humanos de todos los ciudadanos del país.

Fim do conteúdo da página