Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página



Sin duda, uno de los temas más importantes de nuestra época es la internet y la revolución que produjo en todas las áreas, tanto en profundidad como en extensión. Hay que comparar más o menos con lo que ocurrió con la llegada de la electricidad en el mundo. Pienso que tiene el sentido de impactar todas las actividades. Creo que una de las más importantes infraestructuras que representará un reto es la expansión de la banda ancha a todos los países y en todos los países. Porque cuando hablamos de conectividad vamos a hablar también de inclusión digital. Y la inclusión digital, pasa por grandes y pesadas inversiones en esa infraestructura y, más que nunca, se requiere la alianza público-privada para que podamos enfrentar ese desafío.


En efecto, creo que muchas veces solo pensamos que la alianza público-privada es exitosa en el área de infraestructura. Y quiero aquí relatar una de las experiencias más importantes que han ocurrido en Brasil, que es el desafío brasileño, no solo de elevar la educación, educación de calidad universitaria, sino también de construir las condiciones para que la enseñanza técnico-profesional llegue al mayor número de brasileños e haga posible una formación profesional que, al madurar, transformará las condiciones de eficiencia y productividad de la economía de Brasil. Me refiero a una alianza público-privada hecha en el mayor programa técnico llevado a cabo por Brasil, un programa llamado Pronatec. Mediante esa alianza, que involucró a las confederaciones nacionales de la industria, de agricultura, de servicios, de transportes - confederaciones privadas - con el Ministerio de Educación y toda la estructura de escuelas técnicas profesionales del país hemos logrado formar a ocho millones de personas. Y ahora vamos hacia la segunda etapa para formar a ocho millones más de personas. ¿Por qué yo digo esto? Porque creo que el presidente Obama planteó bien una cuestión. Creo que el modelo de alianza es el reconocimiento de que hay actividades que el Estado solo no consigue hacer bien y hay otras actividades que requieren la presencia del Estado para regular las condiciones en que los servicios son ofrecidos. Por supuesto, siempre actualizando los marcos regulatorios. Pero en el caso específico de la educación, creo que la internet puede cumplir el doble papel de inclusión, es decir, de acceso cualitativo y también de mejoría cualitativa de la calidad de enseñanza, mejorando y asegurando una mayor eficiencia en el acceso a las mejores prácticas educativas, los mejores contenidos educativos, los mejores softwares educativos, para que tengamos condiciones, principalmente en países con poblaciones muy grandes, como es el caso de Brasil, que tiene 200 millones de habitantes, de combinar la enseñanza presencial con la enseñanza vía internet, y utilizar el mejor software posible.


También creo que un tema importantísimo que debe atraer atención, toda la atención de gobiernos y del sector privado, es el tema de la calidad de la educación en nuestros países. Esa calidad de educación muchas veces solo se ve en las áreas superiores, secundaria y terciaria de la enseñanza. Pero nosotros sabemos, principalmente los países que tenemos en nuestros jóvenes y niños nuestro gran patrimonio, como es el caso de Brasil, que necesitamos algunas cosas fundamentales. Primeramente, nosotros necesitamos contar con educación infantil. Esto involucra lo que llamamos guarderías y jardines de infancia. Porque la raíz de la desigualdad está allí. Entonces, guarderías de estándar [...] nacional de calidad es fundamental para, de hecho, enfrentar la desigualdad. Otra cuestión fundamental es la alfabetización en la edad correcta, la formación y capacitación de maestros y directores. Para lograr eso en gran escala, necesitamos también a la internet. Estoy enfocando en la internet porque considero que uno de los pasos más importantes en reformas que Brasil dio en los últimos años fue el Marco Civil de la Internet, en el cual nosotros reconocemos no solo la libertad de expresión, la libre manifestación de opinión, el derecho a la privacidad, sino también la neutralidad de la red. Lo que muestra que ese marco regulatorio va a propiciar una expansión, juntamente con la expansión de la infraestructura de banda ancha, un cambio, una revolución en la estructura de conectividad, de digitalización de informaciones. Y entonces llegamos a otro tema que considero también muy importante, que es el efecto de esa revolución sobre el gobierno. Nosotros tenemos hoy un Portal de la Transparencia, que asegura que todas las transacciones que han ocurrido 24 horas antes estén 24 horas después en el Portal de la Transparencia del gobierno. Yo estoy de acuerdo con el presidente Obama en que, tanto nuestra capacidad de rendir cuentas, la llamada accountability, y también la capacidad de asegurar transparencia y efectiva destinación de los dineros públicos para la finalidad a la que han sido destinados, es decir, el combate sistemático a delitos y a procesos de corrupción, asegura también mayor transparencia del sistema público en cualquier país.


De hecho, otro gran reto que creo que tenemos que enfrentar es el desafío de la reforma del Estado, de garantizar que el Estado se desburocratice, que el Estado no trate al ciudadano como varios, sino como un solo ciudadano. Y eso significa, necesariamente, también, utilizar la internet. Nosotros tenemos un gran instrumento, que por sí solo no garantiza la desburocratización del Estado, pero es uno de los elementos esenciales para que eso ocurra, puesto que permite que, en realidad, se unifiquen registros, que se unifiquen procesos, que se abran y se cierren empresas lo más rápido posible. Puede ser que para algunos países eso no sea tan relevante, pero para Brasil es muy importante que cerremos empresas en 24 horas y que abramos empresas también en plazo corto. Porque en una alianza público-privada tenemos que evaluar el peso del Estado y sus ventajas. El peso está presente cuando se trata de la ampliación desordenada de la burocracia, de marcos regulatorios superados; y las ventajas se evidencian cuando el Estado se vuelve más eficiente, más ágil y asegura también una mayor capacidad de gestión pública.


Finalmente, considero que es muy importante un tema planteado acá, y creo que nosotros tenemos que trabajarlo en profundidad. Lo que es de hecho un mapa o "road map" que señale en dirección a las mejores prácticas en el área de innovación, y a su divulgación en países de tecnología y de desarrollo de tecnología media. Eso, yo creo que será un paso importante en América Latina, para que podamos avanzar en el sentido de sistemas de innovación, de investigación científica y tecnológica y de difusión de esas mejores prácticas.


Finalmente, yo quisiera terminar afirmando que, para mí, el gran reto de países como Brasil es la educación. Nosotros consideramos que el tema de la educación tiene que estar en el centro del proceso, tanto del crecimiento económico como de la inclusión social. Nosotros necesitamos, de hecho, realizar actividades que añadan valor, que impliquen innovación y que no se restrinjan pura y simplemente a las prácticas tradicionales de especialización del universo de trabajo en el mundo que destina a los países de América Latina el papel de exportador de commodities. Yo pienso que Latinoamérica y todos nosotros tenemos que anhelar ser productores de valor agregado, ser utilizadores de conocimiento como forma de garantizar que nuestros pueblos, de hecho, tengan acceso a un estándar de vida de clase media. ¿Qué es lo que significa para mí un estándar de vida de clase media? Yo creo que para todos nosotros significa, de hecho, mejores salarios, significa un compromiso muy grande con el espíritu emprendedor. Porque el espíritu emprendedor está en la raíz, creo, de la agregación de valor en nuestros países, de la capacidad de estimular y asegurar mayor espíritu emprendedor. Porque, desde mi punto de vista, la pequeña y la mediana empresa constituyen algo tan fundamental como lo son los sectores trabajadores y empresariales. La pequeña empresa, la microempresa y el emprendedor, tienen que tener un papel central y, yo creo que también en este caso, la tecnología nos puede ayudar, la internet hace la diferencia.

Fim do conteúdo da página