Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

El Brasil y el Paraguay están unidos por fuertes lazos humanos y profundos intereses comunes. Son más de 300 mil brasileños viviendo en el Paraguay. Compartimos mil trescientos kilómetros de fronteras. Construimos, juntos, una de las mayores usinas hidroeléctricas del mundo. El Brasil es el principal destino de las exportaciones del Paraguay e uno de los mayores inversionistas en el país. Somos socios fundadores del Mercosur.

En esas líneas, se agrega, en el momento actual, particular convergencia de visiones: llevamos adelante, Brasil y Paraguay, agenda de modernización de nuestras economías, de mejoramiento de nuestros ambientes de negocios, siempre en favor del crecimiento y de la generación de empleos.

Hoy, tengo la satisfacción de recibir en Brasilia, en visita de Estado, al presidente Horacio Cartes. Daremos continuidad a nuestro diálogo pragmático. Trataremos de fortalecer nuestra cooperación en aquellos temas que dicen respeto más directamente al bienestar de nuestros pueblos: calidad de vida en las fronteras, seguridad pública, comercio e inversiones.

Es a lo largo de una frontera densamente poblada que hemos constituido, generación tras generación, vínculos fraternales entre nuestra gente. Atentos a legítimas demandas en ambos lados de la frontera, queremos, cada vez más, facilitar el día a día de los que viven la vida entre los dos países.

Las fronteras son espacios de desarrollo, pero también conllevan desafíos – desafíos que exigen respuestas articuladas. El mayor de ellos es la actuación, en las zonas limítrofes, del crimen organizado, que aflige a nuestras familias, que ponen en riesgo a nuestros jóvenes. Este mes, adoptamos medida para intensificar nuestros esfuerzos conjuntos de combate a esa amenaza. La Policía Federal y la Secretaría Nacional Antidrogas, del Paraguay, firmaron término de cooperación que les permitirá dar combate más eficiente al narcotráfico y a los llamados crímenes conexos – tráfico de armas y personas, lavado de dinero, contrabando. Nuestras fuerzas policiales recibirán entrenamiento común y promoverán operaciones coordinadas. Así tiene que ser, pues el crimen no conoce límites. En Brasilia, cuidaremos de evaluar resultados obtenidos hasta aquí, con miras a garantizar la eficacia de las acciones futuras.

Otra dimensión de la visita del presidente Cartes es económica. En 2017, ya verificamos la recuperación del intercambio comercial, reflejo, en larga medida, de la recuperación de la economía brasileña. Esa es la tendencia que será confirmada por las reformas estructurales que continuaremos emprendiendo en el Brasil. Al mismo tiempo, delante del crecimiento sustentado en el Paraguay, más de 80 empresas brasileñas se instalaron en el país en los últimos tres años, con inversiones directas superiores a los US$ 200 millones.

Conquista histórica de nuestros países, el Mercosur da contribución fundamental para aumentar nuestro comercio, para dinamizar nuestras inversiones. Bajo la presidencia brasileña del Mercosur, estamos avanzando en el rescate del proyecto original de un bloque dirigido para la efectiva integración económica. Seguimos empeñados en la eliminación de barreras y en la conclusión de acuerdos de compras gubernamentales. En el frente externo, entramos en fase decisiva en las negociones con la Unión Europea.

Y no es solo en la vertiente económica que el Brasil y el Paraguay, al lado de la Argentina y del Uruguay, estamos recuperando el espíritu original del Mercosur. Democracia y derechos humanos también volvieron a definir la identidad de nuestro bloque. Al suspender a Venezuela, al amparo del Protocolo de Ushuaia, el mensaje es claro: no se admiten más, en nuestra región, rupturas del orden democrático.

Democracia, prosperidad, seguridad, integración: esa es la agenda que une a los brasileños y paraguayos; esa es la agenda que marca la visita del presidente Cartes al Brasil.

Michel Temer, Presidente brasileño

Fim do conteúdo da página