Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

Discurso del Ministro Mauro Vieira con ocásion de la XLIX Assamblea General Extraordinaria de la Organización de los Estados Americanos – Washington, 18 de marzo de 2015

 

Señor Presidente de la XLIX Asamblea General Extraordinaria de la OEA,
Señor Secretario General,
Señor Secretario General electo,
Señor Secretario General Adjunto,
Señoras y Señores Cancilleres de los Estados miembros de la OEA,
Señoras y Señores Representantes Permanentes e interinos ante la OEA,
Señoras y Señores,

Con gran satisfacción felicito al Secretario General electo, Luis Almagro, por su elección. Desde el lanzamiento de su candidatura, Brasil lo ha apoyado activamente por reconocer en él todas las cualidades necesarias para llevar adelante la tarea de modernización de la OEA iniciada por el Secretario General Insulza. En el ejercicio de sus funciones, Almagro tendrá la firme y constante colaboración del Gobierno brasileño.

Juntamente con todos los Estados Miembros y el cuerpo de funcionarios de la OEA, el futuro Secretario General desempeñará un papel fundamental para que la Organización encuentre un espacio renovado y actualizado, algo especialmente importante en un escenario internacional caracterizado por la creciente diversidad de intereses, por la mayor simetría en la relación entre Estados y por la consolidación de mecanismos regionales y subregionales de diálogo e integración.

Tenemos ante nosotros la desafiadora misión de redefinir la agenda para las Américas, reevaluar las prioridades de la OEA y volverla más eficiente y más representativa de los intereses de sus miembros. El actual ejercicio de diálogo que la Organización realiza está relacionado principalmente a la definición de sus propias áreas de actuación, de modo tal que no se dupliquen esfuerzos o se confundan con las de otros mecanismos y foros regionales.

En la última década, nuestra región logró superar varios desafíos y rescatar algunas deudas históricas para con sus respectivas sociedades. Redujimos la pobreza, combatimos las desigualdades y aumentamos el bienestar de nuestros ciudadanos, incorporando a millones de personas a la clase media. Demostramos que es posible crecer distribuyendo los ingresos y promoviendo la inclusión social.

La OEA contribuye y puede contribuir aún más al desarrollo socioeconómico de nuestras poblaciones. Para tanto necesitamos una Organización cada vez más armónica con las nuevas realidades y demandas de las sociedades de los países miembros.

En eses contexto, también atribuimos gran importancia a la actuación de la OEA en materia de derechos humanos. Brasil participó activa y constructivamente de las discusiones y deliberaciones por la mejoría del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, concluidas en 2013. Consideramos positivo el resultado final de ese proceso.

Señoras y Señores,

Desde el punto de vista político, nuestra región es testigo de un despliegue altamente auspicioso. El aviso de los Presidentes Raúl Castro y Barack Obama, el 17 de diciembre de 2014, de la decisión de iniciar el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y EUA genera expectativas muy positivas. La próxima Cumbre de las Américas, en Panamá, tendrá un valor simbólico e histórico inequívocos para todos nosotros, por el hecho de ser la primera vez en la que todos los 35 países del Hemisferio estarán reunidos. Brasil estimula y apoya la continuación de una agenda constructiva de la OEA con Cuba, con miras a la plena reintegración de aquel país al sistema interamericano.

Al concluir mis palabras, quisiera registrar el sincero agradecimiento y pleno reconocimiento del Gobierno brasileño al Secretario General José Miguel Insulza. Él deja un legado importante para la Organización, tales como la reforma del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, la promoción de la universalización de la Convención Americana de Derechos Humanos, el fortalecimiento de la observación y cooperación electorales y la propuesta de reforma de la OEA, que tiene como importante punto de referencia un documento de su autoría intitulado “Visión Estratégica”. En nombre del Gobierno brasileño y en mi propio, formulo votos de continuado éxito personal y profesional para el Secretario General Insulza.

A Luis Almagro le deseo pleno éxito en el desempeño de las importantes funciones a él atribuidas en el futuro próximo. No le faltará el apoyo de Brasil.

Muchas gracias.

Fim do conteúdo da página