Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

El Instituto Río Branco cumplió 70 años el sábado último (18/4). Es la tercera academia diplomática más antigua del mundo, después de la Academia de Viena (Austria) y la Pontificia Academia Eclesiástica del Vaticano.

Desde su fundación en 1945, en medio de las celebraciones del centenario del Barón de Río Branco, el instituto ha formado a los diplomáticos brasileños, seleccionados por medio de concursos públicos. Su creación fue un hito en el proceso de profesionalización del Estado brasileño.

De tal modo, se reconoció a la diplomacia como una carrera de Estado, esencial para la defensa de los intereses del país, exigiendo una formación técnica específica y una estructura meritocrática. La academia brasileña busca conservar las mejores tradiciones y principios de la diplomacia brasileña y, al mismo tiempo, formar profesionales en sintonía con los desafíos contemporáneos.

El Instituto Río Branco es también la más antigua escuela de gobierno de Brasil. Es con mucho orgullo que el Ministerio de Relaciones Exteriores celebra los 70 años de una institución que ocupa un rol central en la defensa de los intereses nacionales y en la representación del país en el mundo.

El Río Branco contribuye también a la proyección internacional de Brasil por medio de su programa de becas para diplomáticos extranjeros. Creado en 1976, el programa ya formó a más de 200 diplomáticos de cerca de 50 países, muchos de los cuales ocupan hoy los más altos cargos de sus cancillerías, incluso ministros de Estado y embajadores.

El servicio diplomático brasileño debe tener la cara del país y reflejar su diversidad. Aún quedan desafíos por superar para lograr, en la carrera diplomática, una representación más fiel a la composición de la población brasileña.

La creciente participación de las mujeres en la carrera es uno de los cambios en curso en la composición de nuestro servicio diplomático. Sólo en 1954, nueve años después de la creación del instituto, el ingreso de mujeres en la carrera fue permitido por ley.

Desde entonces, de 2.096 nuevos diplomáticos, 421 mujeres fueron admitidas en el Río Branco, lo que corresponde al 20% del total. Esa cifra ha crecido en los últimos años y la proporción llega al 26% si se considera el período a partir del año 2000.

En los últimos tiempos el Instituto Río Branco ha buscado promover el ingreso de afrodescendientes en la carrera diplomática. Se trata de un proyecto específico del Ministerio de Relaciones Exteriores, previsto en el Programa de Acción Afirmativa del Instituto Río Branco, en 2002.

El programa otorga becas de estudio anuales para que posibles candidatos afrodescendientes se preparan para el concurso de admisión a la carrera diplomática.

Es un programa único en el ámbito de la administración pública federal. Ya concedió 530 becas a 319 candidatos y posibilitó el ingreso de 20 becarios afrodescendientes en la carrera diplomática. También se realizan esfuerzos para ampliar la representatividad regional de la diplomacia. Los Concursos de Admisión a la Carrera Diplomática se aplican en todas las capitales y en el Distrito Federal.

Más que la celebración del pasado, los 70 años del Instituto Río Branco le recuerdan al Itamaraty la necesidad de una renovación constante y perfeccionamiento. Es mirando hacia el futuro que debemos preparar a las nuevas generaciones de diplomáticos, que se desempeñarán en un mundo de interconexión inédita y creciente complejidad.

La construcción de esa nueva diplomacia, cada vez más pública y más transparente, en un mundo unido por las nuevas tecnologías y las redes sociales, constituye el actual desafío de la academia diplomática brasileña. Superarlo es un imperativo para que el Río Branco siga a la altura de la misión que le fue confiada.

MAURO VIEIRA, 64, es ministro de Relaciones Exteriores. Fue embajador en los Estados Unidos (2010-2014) y en la Argentina (2004-2010).

 

Búsqueda
Fim do conteúdo da página